La triatleta Almudena Arrechea nos dice cómo saltar del maratón al triatlón

La mexicana Almudena Arrechea es un gran ciclista quien ha sido sub-campeona de la L´ÉTAPE ESTADO DE MÉXICO, líder del Equipo Marías Cycling Club, triatleta partícipe en Mazda IRONMAN 70.3 Los Cabos y Mazda IRONMAN Cozumel , quien en esta ocasión nos comparte su experiencia de entrenamiento para llegar a hacer un triatlón.

Sus logros han sido resultado de un esfuerzo constante de levantarse todos los días, entrenar y ser una de las mejores en bicicleta.

 

-¿Cómo te has convertido en la atleta que eres ahora?

-Toda mi vida he hecho deporte, siempre me ha gustado ponerme una meta, entrenar para alcanzarla y ser cada día mejor. No he participado en muchos triatlones, pero siempre he sido constante. Todos los días hago algo de ejercicio. Se trata de ponerte el esfuerzo de levantarte y hacer ejercicio. 

-¿Cuántos días recomiendas entrenar?

-El entrenamiento depende de cada persona, mi entrenamiento no le va a servir a cualquier persona, es importante considerar esto. Se necesita de un coach que te guíe, que establezca qué hacer. 
Es muy importante tener una planeación para saber qué ejercicio vas a realizar cada día. Se trata de administrar mejor tu energía, rendimiento y tiempo.

No significa que tengas que entrenar ocho horas, en lo más mínimo. A lo mejor puedes entrenar una hora, y en ese tiempo le van a poner un estrés a tu cuerpo 40 minutos y son mucho más eficientes, que hacer tres horas de ejercicio.


“No son las horas que tengas que entrenar, sino es calidad completamente”

-Almudena.

 

-¿Qué recomiendas para entrenar rumbo a un maratón?

-Empezar desde cero, poco a poco, cada día ir corriendo 1 km, luego 2km, dependiendo el plan que te pongan, pero creo que sí es importante que alguien profesional guíe a cada persona para terminar siendo mejores.

Cuando un profesional te pone realmente lo que tienes que hacer entre semana, te ayuda a entrenarte de manera más profesional, que llegues bien a tu meta, que no llegues tan cansado, y que llegues con mayor rendimiento.

-¿Qué dieta alimenticia sugieres para un maratonista que va iniciando?

-No es una dieta estricta, pero hay que ser constante, saber comer y tener mucha disciplina, eso es lo más importante. En los entrenamientos largos es importantísimo, hacer 5 comidas al día y comer siempre antes de hacer ejercicio.

-Quitando a la persona profesional, se trata de hacer un balance en la comida, sí es importante estudiar lo que te cae bien y lo que no, y estar bien alimentado, porque para rendir hay que comer y dormir bien.

 

 -Como triatleta exitosa, ¿cómo saltar de un maratón a un triatlón?

-Para mí es más difícil un maratón que un triatlón, porque en un maratón es el mismo músculo todo el tiempo en desgaste, en cambio entrenarte para un triatlón usas disciplinas diferentes, tu cuerpo y tu cabeza trabaja diferente.

"Lo más importante es decretar y ¡querer hacerlo!"

-Almudena. 


Ponerte la meta de qué triatlón vas a hacer, y siempre con bastante tiempo de anticipación para poder entrenar, que no sea de un mes para otro, porque eso lo hace mucha gente. Buscar uno que esté en tres ó cuatro meses para que puedas entrenarte bien para la carrera, y que no la hagas al aventón, porque es ahí donde la gente se lastima y cuando no llegas bien.
Obviamente en el triatlón debes tener un lugar en donde nadar, buscar albercas olímpicas, o te vas a Las Estacas.

Para el triatlón se debe fijar un plan de entrenamiento con un profesional, para saber cómo tienes que entrenar en la semana para estas disciplinas, y debes estar preparado mentalmente.

-¿Todos son aptos para hacer un triatlón?

-Sí lo creo completamente, porque yo empecé mucho más tarde y cualquier persona que se le propone y quiere hacerlo, con el seguimiento del entrenamiento lo va a lograr. Yo por ser competitiva me pongo una meta y me gusta alcanzarla. Me gustan retos fuertes y por eso lo hago. Obviamente en las circunstancias donde llueve o se te poncha la llanta, ya no está en ti.

Al final todo se vuelve costumbre, es levantarse y entrenar. La satisfacción que es llegar a la meta, eso no te lo quita nadie. Que siempre sea un reto contra ti, una superación contra ti y algo que puedas mejorar. Yo lo que hago es decir -Ok, ayer hice 04:00 minutos en esa subida, hoy voy a tratar de hacer 03:59 minutos-. No te compares con los demás, porque hay gente que lleva haciéndolo toda la vida y hay gente que está empezando.


“Olvídate de comparar, y poco a poco lo vas a lograr. El objetivo es quedarte satisfecho con el logro que te propusiste”

-Almudena.

-¿Qué les dirías a las personas que les da miedo subirse a una bici?

-No dejen que el miedo haga que se pierdan de uno de los placeres de la vida. Se puede rodar sin “encliparse”, es decir, sin los zapatos de bici que se atoran en los pedales con el clip, y poco a poco, ir aprendiendo a “enclipar”. Puede ser intimidante al principio, pero como todo es cuestión de práctica y en un par de días se vuelve natural.

 

Ver esta publicación en Instagram

Km sumados 📸 @cometaolea #masqueunciclista

Una publicación compartida de Almu Arrechea (@almuarrechea) el

 

-¿Cuál ha sido tu experiencia más satisfactoria como atleta?

Obviamente mi primer IRONMAN, porque fue a los siete meses de haber tenido a mi bebé. Nunca había hecho un triatlón completo, y cuando llegas a la meta realmente te dan ganas de llorar, y las lágrimas te salen al saber que has conseguido lo que te propusiste. Realmente se te pone la piel chinita. Al momento no te la crees, te da igual el tiempo que hayas hecho, eres IRONMAN.

 

Ver esta publicación en Instagram

Strech #neverstop #trainning #estiramientos

Una publicación compartida de Almu Arrechea (@almuarrechea) el

Deja un comentario

Todos los comentarios serán revisados previo a su publicación